8 Factores para Diferenciarte de la Competencia

benchmarkingYa lo decía Darwin en su teoría de la evolución biológica, las formas de vida no son estáticas, sino que evolucionan con el paso del tiempo en un proceso generalmente lento y gradual, de ahí que se produzca una lucha por la supervivencia, por nacer más individuos de los que los recursos ambientales pueden sostener.

Bueno, esto es más o menos lo que decía Darwin en su teoría, y lo que pasa hoy en día con las empresas. Hay mucha competencia, y se produce una lucha por diferenciarse utilizando técnicas y estrategias de Marketing Mix.

La gloria, por decirlo de alguna manera, será para los que consigan las primeras posiciones en el buscador de Google a través de estrategias SEO de largo plazo que nos permitan alcanzar esas ansiadas posiciones en el buscador.

De esto es de lo que trata el Benchmarking, en buscar cuáles son las cosas que te diferencian de la competencia para tratar de mejorarlas. Hay que conocer primero quién es tu competencia, e investigar que estrategias están utilizando para poder compararlo con lo que nosotros estamos haciendo.

Cuando podemos establecer quién es el líder del sector, también conocido como benchmark, comenzaremos un proceso comparativo entre nuestra empresa y ese líder de mercado.

Dentro de los diferentes tipos de benchmarking que se conocen, vamos a centrarnos en el que se conoce como “Benchmarking Competitivo Secundario” en el que recogemos información de ese líder de mercado a través de vías de información como Internet.

Tu Empresa es lo que Google dice de ella

Esta frase es de @alfredovela y me encanta porque es totalmente cierto. En primer lugar tu empresa debe estar en Internet, no hay vuelta atrás, y a partir de ahí debes crear una reputación y tratar de establecer tu estrategia diferenciadora que te adelante a la competencia.

Para poder establecer esta estrategia, debes conocer qué es lo que tu competencia está haciendo, y de qué manera vas a poder mejorarlo para liderar tu mercado.  Sólo las empresas que mejor se adapten a nuevas estrategias de marketing conseguirán atraer a más clientes.

Muchas empresas tienen problemas para tratar de encontrar que es lo que los diferencia de la competencia, por eso, es este artículo te voy a hablar de 8 puntos diferenciadores que podrías considerar:

1.       El valor económico como factor diferenciador

El precio puede ser uno de los factores que te diferencien de la competencia. Hay empresas que por diferentes motivos no pueden tener unos precios más competitivos porque sus costes son muy elevados, y es ahí en donde tú quizás puedes beneficiarte.

Si puedes ofrecer un producto o servicio a un precio menor, entonces tendrás una buena ventaja competitiva. Reduces los costes y bajas precio. Si no puedes bajar el precio de tus productos, quizás puedas hacer algo diferente que incremente el valor percibido de tu producto o servicio.

Piensa qué puedes hacer para que tu producto estrella “luzca mejor” que el de tu competencia, y de esta forma poder conseguir más clientes interesados. Una de las formas de diferenciarte de la competencia a través del precio podría ser ofreciendo a los usuarios diferentes formas de pago, más sencillas, más rápidas o cómodas.

 2.       Diseño de Packaging

Muchas veces las cosas nos entran por los ojos casi sin conocer en profundidad el producto. Si ponemos al mismo nivel dos productos similares, el diseño del packaging va a condicionar mucho el que elijamos un producto u otro, obviamente en condiciones iguales.

Así que, si puedes hacer que el diseño de tu producto sea más creativo que el de tu competencia, que atraiga a los usuarios como a las moscas, entonces tu competencia no tendrá más remedio que cambiar su estrategia.

Crea una imagen, tanto de tu producto como del packaging, que estén relacionados, y dependiendo del tipo de mercado utiliza colores vivos y frescos, e inclusive piensa en la posibilidad de utilizar materiales reciclables. La sostenibilidad también puede ser un factor diferenciador.

 3.       Factores logísticos

Podemos hablar de múltiples factores logísticos como podría ser la planificación del almacenamiento o los envíos. Si nos centramos en este último como factor diferencial hay que tener en cuenta que con Internet a la gente le atrae más que el tipo de envío sea gratuito.

Si tú puedes hacer que tus márgenes de ganancia sean suficientes como para poder hacer envíos gratuitos, hazlo. Hay estudios que demuestran que se produce un aumento del ratio de ventas cuando un producto contiene el término “envío gratuito”.

Y si a esto le añades que tienes la capacidad de enviar esos productos más rápido que tu competencia, tus clientes no dudarán en volver a ti cuando necesiten de tus productos, siempre que tus productos hayan cumplido con las expectativas que esperaban una vez recibidos.

4.       Las Características del Producto

Otro de los factores que te pueden hacer diferenciar de la competencia son las características de tu producto o servicio. Busca la forma de mejorar tu producto a través de las características del mismo, como por ejemplo, que sea más funcional, más fácil de usar.

Un producto que posee unas mejores características siempre va a aventajarse de la competencia, los usuarios no sólo se van a fijar en el precio, incluso, aunque sea un poco más caro, si tu producto les resuelve mejor y más fácil su problema, casi siempre elegirán el tuyo.

Los usuarios se van a fijar en los beneficios que aporta tu producto a diferencia de tu competencia, por eso las características deben estar alineadas con los beneficios de los productos.

 5.       La Durabilidad del producto

Puede que tu producto tenga un tiempo de durabilidad determinado y este  puede ser más o menos conocido por los clientes de ese tipo de productos, así que si eres capaz de hacer que tu producto dure más que el de tu competencia, debes transmitir ese mensaje en tus comunicaciones de marketing, para que los usuarios conozcan el beneficio de adquirir tu producto.

También hay que decir que debes tener pruebas que confirmen que realmente es cierto lo que dices, ya que en caso de que no sea así, entonces puede que sea peor “el remedio que la enfermedad”, como  popularmente se suele decir.

Ofrece un producto con una durabilidad mejorada, de mejor calidad, que sea construido y probado para que pueda durar más que el de tus competidores, y con una calidad extra que no pueda ser mejorada  por la competencia.

6.       Servicios Adicionales

Además del propio producto y de los puntos que hemos visto anteriormente, también tienes que tener en cuenta determinados servicios adicionales que son tenidos muy en cuenta por los consumidores a la hora de tomar una decisión de compra, como es el servicio post venta.

Y no sólo el servicio post venta es sumamente importante, sobre todo ahora con Internet que permite de una forma muy sencilla ofrecer tu opinión “en abierto” a tus amigos y seguidores en redes sociales, sino que también es importante tener un servicio de contacto rápido y seguro.

Puedes utilizar las Redes Sociales como Twitter para establecer relaciones con tus seguidores y conocer que es lo que necesitan o demandan de tu producto o servicio. Incluso también se pueden utilizar para las comunicaciones con clientes, evita que los clientes tengan que esperar tanto tiempo al teléfono para poder comunicarse con tu empresa para solucionar su problema.

El servicio al cliente, un servicio de calidad, no sólo va a fidelizar a ese cliente sino que éste se va a encargar solito de hablar de tu servicio con sus amigos y conocidos, como lo hacemos todos, en definitiva.

7.       Testimonios de clientes

Como hemos visto anteriormente puedes conseguir que tus clientes se sientan satisfechos, tanto de los servicios que ofreces como de tu producto en sí, por eso es importante que puedas conseguir ese tipo de testimonios.

Cuando un producto es presentado al lado de una cantidad de testimonios de gente satisfecha, esto aumentará las probabilidades de que un usuario elija tu producto, y no el de tu competencia.

Lo que hace funcionar a los negocios son los testimonios, realmente estos son los que hacen que los productos se vendan. No siempre vas a encontrar personas que conocen en profundidad tu producto, así que una vez que llegan a tu página de ventas la información que van a captar es la que oyen o la que ven.

Si tienes clientes satisfechos trata de conseguir sus testimonios para incluirlos en tus estrategias de marketing mix.

8.       Garantías

Por último, como factor diferenciador podrías considerar que garantías de tus productos ofreces a tus clientes. ¿Tienen un periodo de devolución? Incluso también podrías valorar la posibilidad de ofrecer un tipo de garantía adicional para esos productos.

Algunas veces, una mejora de la garantía, influye más en la decisión de compra que el mismo precio. Incluso, los productos de mayor calidad son célebres por sus fallos, así que una ampliación de la garantía puede ser una buena forma de captar más clientes interesados.

Una buena garantía ayuda a disipar los miedos o dudas de los usuarios a lo hora de tomar la decisión de invertir su dinero en productos, es como el paso definitivo.

Algunas de las garantías más utilizadas son:

  • “Si no le gusta le devolvemos su dinero”
  • Garantía con Riesgo 0
  •  Garantía de Satisfacción
  • Garantía de por Vida
  • Extensión de la garantía
  • Garantía de Precio más Bajo
  • Garantía de Pruebelo Gratis

Estos son algunos de los factores que te puedo nombrar en este artículo, hay más pero creo que esta es una lista interesante que podrías implementar como estrategia para tus productos o servicios.  

¿Se te ocurre algún Factor que podríamos añadir a esta lista?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar